China construye una cascada artificial sobre un rascacielos

Más de cien metros de caída libre brindan un espectáculo increíble gracias a la arquitectura e ingeniería asiática.
China cascada rascacielos

La arquitectura de China nos da una muestra de lo sorprendente que puede llegar a ser al construir la primer cascada artificial que sobresale de uno de los rascacielos del distrito comercial de la ciudad de Guaiyang, brindando un espectáculo increíblemente sorprendente por la caída que forma a más de cien metros de altura.

Un espectáculo que se presenta sólo por periodos cortos debido a la capacidad de energía que necesita para bombear el agua de la cascada a lo más alto del Edificio Lieban, ubicado en la capital de Guizhou, provincia ubicada al suroeste de China.

En la parte baja de la torre se encuentra un tanque masivo que tarda hasta dos horas en llenarse completamente de agua para que 4 bombas de 185 kilovatios cada una, realicen la función de llevar el líquido a más de 121 metros de altura. Realizar esta acción para que la cascada se forme.

El domingo pasado, la fuente artificial lució por algunas horas mientras se llevaba a cabo el maratón de la ciudad, lo que dejó un paisaje increíble y la creación de un arcoíris, pero tal parece que no todos están acostumbrados al suceso, ya que se registraron llamadas de ciudadanos que reportaban una gran fuga de agua a lo lejos de sus hogares.

La cascada artificial dentro de este edificio es sólo una muestra del ingenio e innovación del país asiático, el cual es reconocido por su aportación al mundo de la arquitectura y la ingeniería al presentar edificios descomunales que integran las técnicas más innovadoras para su construcción.

Aunque pareciera un desperdicio de agua considerable, la cascada sólo esta activa en ocasiones especiales, además, la mayor parte del agua utilizada es reutilizada de la que se consume dentro del rascacielos Lieban y de otras fuentes aledañas con la intención de no representar desperdicio de agua potable.

En el siguiente video podrás apreciar la cascada artificial china en todo su esplendor.

Fuente: Forbes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *