Los motivos del alto precio de la vivienda en la CDMX

CIUDAD DE MÉXICO — En la última década, los precios de la vivienda en la Ciudad de México se han incrementado en 53%, por encima del promedio nacional de 36%, de acuerdo con datos de Sociedad Hipotecaria Federal (SHF). Los motivos del alza son la falta de tierra, la elevada demanda, la escasez de oferta y la densificación de la capital (construcción vertical).

El principal tema que explica el incremento de los precios es el alto costo de la tierra, según Eugene Towle, socio director de la consultora Softec. A diferencia de ciudades como Monterrey, donde se construye en terrenos baldíos, en la Ciudad de México hay que demoler edificios para construir, mientras que la regulación no permite construir viviendas en cualquier zona.

“Eso tiene estrictamente que ver con que no hemos sido capaces de hacer una regulación urbana que amplíe la oferta de terrenos desarrollables. Lo que hemos hecho es poner restricciones”, dijo Towle.

Otro factor es el tipo de vivienda que se desarrolla. Las firmas inmobiliarias han buscado dar un mayor valor agregado a sus proyectos con la inclusión de diversas amenidades, como gimnasios, salones de eventos, terrazas, albercas y ludotecas, comentó Jesús Orozco, director general de la consultora Tinsa.

Los precios de la vivienda en zonas como Polanco ya rebasan los 100,000 pesos por metro cuadrado, de acuerdo con estimaciones de Propiedades.com. Este portal inmobiliario registró en mayo un precio por metro cuadrado de 105,566 pesos, es decir, cerca de 35.2 millones de pesos para las casas en venta en la zona.

Leonardo González, analista de Real Estate de este portal, señaló que Polanco está cerca de tocar un techo en precios de venta, aunque no descartó que siga habiendo ciertos incrementos derivados de los precios de los insumos con que se construye la vivienda.

La elevada demanda no deja de ser un factor relevante, agregó Orozco. En una ciudad con problemas de movilidad, la gente busca vivir cada vez más cerca de los centros de trabajo. “Es un hecho que está habiendo un cambio en las preferencias de las generaciones. Quieren vivir cerca de su trabajo y no tener coche, y esa adaptación genera una mayor demanda”, opinó.

En este contexto, para evitar que los precios se vuelvan inasequibles para la mayor parte de la población, los expertos consultados reclamaron que se modifique la normatividad de desarrollo urbano, pues hay zonas de la ciudad donde se demanda mucha vivienda, pero donde no es posible construirla.

Según Towle, también es necesario que los desarrolladores cambien de enfoque y que, en lugar de construir para los inversionistas patrimoniales, comiencen a hacerlo para el consumidor final.

 

Fuente: ObrasWeb

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *