Se Vale Soñar

De verdad no tiene nada de malo soñar despierto, pero no es del todo efectivo. Es tiempo de hacer que nuestras aspiraciones como Profesionales Inmobiliarios, las hagamos realidad.

A muchas personas les va muy bien alcanzando sus metas, mientras que otros difícilmente convierten sus aspiraciones en realidad. ¿Por qué?  Los “ejecutores” ponen sus planes en acción mientras que los “soñadores” se fijan metas cómodas que -consientes o no – piensan que no van a alcanzar.

Buenas intenciones. – La mayor diferencia entre un “ejecutor” y un “soñador” se llama -intención-.

Los “soñadores” ven lo que quieren en la vida y luego lo desean. Los “ejecutores” ven lo que desean y crean un plan para llegar a ello con la firme intención de lograrlo. Donde los “soñadores” ven obstáculos, los “ejecutores” ven retos a vencer. Pero tener las intenciones correctas no basta para llegar a las metas.

 

A continuación, algunos TIPS para contar con la perspectiva correcta:

1.- Haga de cada meta un “debo hacer” y no “sería bonito hacer”. – Para ser efectiva una meta necesita ser más que una frase escrita en una hoja de papel a la que mirará ocasionalmente. Debe ser algo pensado como:” debo hacer esto y nada menos”. Desde esta perspectiva cambiará la manera de ver la vida y estará concentrado en el logro del objetivo, en vez de vislumbrarlo como opcional.

2.- Sea verdaderamente específico. – Uno de los problemas más comunes al intentar establecer metas, es la falta de claridad para hacerlo. “debo pasar más tiempo con mi familia y debo ganar más dinero en este año.” La meta carece de definición. ¿Cómo va a saber si ya cumplió? Si usted puede contestar a esta pregunta de manera específica, entonces va por buen camino.

3.- Sea realista. – Es importante ser realista al momento de fijar metas. Si nunca ha ganado más de

 $ 100,000. – a lo largo de su carrera, entonces no sería correcto ponerse una meta de $ 500,000. – al primer año, porque ni usted mismo creerá lograrla. Intente $ 200,000. – y empiece a pensar que es lo que va a hacer con el excedente.

4.- Póngase en –el modo – de resolver problemas. – Fijar una meta es como resolver un rompe-cabezas. Requiere fijarse en las piezas y donde acomodarlas para terminar con el tablero armado. Cualquiera puede ponerse una meta, pero diseñar el camino para llegar a ella es un poco más engañoso. Si le digo que este año debe ganar un 30% más que el año anterior, como podría asegurarme que eso sucederá? Vea, cambie la manera de pensar, por lo que una vez fijada la meta se debe pensar cómo resolverla.

5.- Siga sus resultados.-. Usted no sabrá si ha efectuado más transacciones inmobiliarias o ha ganado más dinero si no lo compara con el récord del año anterior. Se debe partir de una cifra que sea la base para comparar y medir el progreso alcanzado en un momento determinado.

6.- Determine una fecha de corte y cúmplala. – Fije un plazo determinado para medir si el objetivo fue alcanzado. De otra manera es fácil estar ocupado y olvidarse de cosas por hacer para acercarse al objetivo. El tiempo puede ser un factor motivador.

7.- Encuentre métodos motivadores. – Quién no necesita de incentivos extras para motivarse? Si su meta es perder 20 kilos, la meta en si no inspira para levantarse a las 6:00 a.m. para caminar un par de kilómetros. Pero si lo es ese precioso vestido que compró para recordar lo fabulosa que se verá una vez que esté en el peso deseado. O bien el saber que tendrá que entrar en el espantoso proceso de inyectarse insulina para la Diabetes si no pone su peso bajo control. Esto también es valido para el dinero ya que éste no es en si la meta. Es lo que se puede hacer con ese dinero lo que motivará a perseguir la meta. De manera que hay que descubrir el factor motivador y utilizarlo para mantenerse en el camino correcto.

8.- Crea. – Si usted no se puede ver luchando por un logro, entonces ya fracasó. Visualícese logrando el objetivo y la manera en que gastará ese dinero extra.

Entonces, ¿qué espera?

No más sueños despiertos para una mejor vida. Escriba lo que “tiene que hacer” como meta para este año. Sea específico y creíble. Póngale fecha, decida como le va a dar seguimiento, identifique el factor motivador, póngase en –modo de resolver – los problemas e imagine como convertir un sueño en el éxito del mundo real.

¡Ejecute ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *