La venta de casas es el negocio más vulnerable a la corrupción, por eso cuestan hasta 30% más

Gustavo A. Madero, Álvaro Obregón, Cuajimalpa, Benito Juárez y Coyoacán, en ese orden, es donde persiste la idea de los habitantes de la Ciudad de México que existe una mayor corrupción en la compraventa/y renta de vivienda.

EE: Archivo

En México, uno de los sectores más vulnerables a la corrupción es el inmobiliario y sin ella los costos de compra podrían bajar entre 20 y 30%, señalaron integrantes de organizaciones civiles.

Durante la presentación del “Diagnóstico sobre corrupción en el sector inmobiliario”, la directora de la organización Mejor Ciudad, Carolina Rodríguez, abundó que lo anterior se debe a la multiplicidad de trámites, excesiva integración entre desarrolladores y autoridades, así como aplicación de criterios discrecionales en resolución de trámites, entre otras cosas.

En tanto, Eugenia Castañeda, de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, detalló que este sector es importante para el combate a la corrupción debido a que es de los más propensos a este fenómeno.

Además, es un tema que preocupa a los ciudadanos, pues “en los últimos 10 años se ha cuadruplicado el número de denuncias presentadas ante la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT), 38% de estas denuncias son violaciones a uso de suelo”.

Explicó que la adopción de prácticas anticorrupción impactaría a otros sectores ya que de acuerdo con el Índice Mundial de Transparencia Inmobiliaria 2018, en los próximos 10 años el mercado de bienes raíces movilizaría 1 trillón de dólares en el mundo.

“Vemos una normalización en la corrupción”, señaló Carolina Rodríguez al detallar que de acuerdo con el diagnóstico, 94% de las personas encuestadas refirió haber sido víctima de extorsión, de las cuales sólo 36% denuncia, en tanto que 42% no lo hace porque no cree en las autoridades.

Expuso que en la percepción de corrupción de autoridades, las personas consideradas en este estudio señalaron que las más corruptas son las de alcaldías y municipios con 4.4%, seguido por el Instituto de Verificación Administrativa (INVEA) y la policía local, cada una con 3.8%, así como sistemas u organismos de aguas, con 3.0 por ciento.

En cuanto a las alcaldías con más niveles de percepción de corrupción, el estudio, realizado durante 2017 y principios de 2018, arrojó a Gustavo A Madero con 5.0%, seguida de Álvaro Obregón, con 4.8; Cuajimalpa, 4.5; Benito Juárez y Coyoacán con, 4.0, respectivamente, y Cuauhtémoc, con 3.8 por ciento.

A su vez, María Amparo Casar, presidenta de Mexicanos Unidos Contra la Corrupción y la Impunidad, indicó que de no haber corrupción en el sector inmobiliario, los costos de compra podrían bajar entre un 20 y 30 por ciento.

Al respecto, Eugenia Castañeda enumeró una serie de recomendaciones para las autoridades en materia regulatoria como más transparencia respecto al destino de las cuotas de mitigación que los desarrolladores pagan para poder reducir impactos ambientales, viales y públicos.

Así como la simplificación y modernización regulatoria, digitalización de trámites, e intervención de profesionales en la revisión de proyectos.

Lo anterior, sumado a acciones colectivas realizadas por los desarrolladores, como denuncias, la creación de una plataforma de transparencia y un mapa de corrupción, así como un pacto de integridad, además del Visado, una organización de desarrollo urbano que coadyuva a blindar la viabilidad técnica y legal de los desarrollos.

“La corrupción ocasiona muchos daños a cualquier sociedad, no importa el tamaño ni el sector, pero la corrupción en el sector inmobiliario toca La vida de las personas de una manera muy especial y marca la historia de una Ciudad”, agregó Castañeda.

Compartido por: Mtro. Manuel Chaparro Flores
Fuente: El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *